Actividades Regulares

Las actividades que se realizan en Espacio Dharmakaya

Meditación gratuita en Espacio Dharmakaya

offering mudra
 
Prácticas grupales

8:30 a 9:15 hrs. (lunes a viernes) 

18:00 hrs. (miércoles)

Gratuitas y abiertas a la comunidad,

no se requiere conocimiento previo ni inscripción.

 

Contacto

contacto@espaciodharmakaya.org

Introducción General a la Meditación

La práctica de la meditación es el corazón de la enseñanza del Buda. Qué dice nuestra lengua sobre la palabra meditar (Del lat. meditāri): tr. Aplicar con profunda atención el pensamiento a la consideración de algo, o discurrir sobre los medios de conocerlo o conseguirlo. 

Podríamos señalar que la expresión más cercana a explicar la idea de meditación en el budismo, es lo que entendemos como cultivo de la atención.

De uno u otro modo, todas las tradiciones meditativas coinciden en el punto fundamental que la causa de la insatisfacción y el sufrimiento que parecen inseparables de la vida del ser humano, se debe a nuestra incomprensión acerca de la situación en que nos hallamos, persiguiendo constantemente objetos efímeros (belleza, comodidad, juventud, salud, erudición, entretenimiento, cultura, etc.), como si fueran objetos que siempre estarán a nuestra disposición o como que efectivamente pueden librarnos de la insatisfacción.

La tradición budista dice que para poder salir de este autoengaño, no es suficiente comprender esto con el intelecto, no basta tampoco con creer, sino que además tenemos que hacer o quizá mejor dejar de hacer. Esto es lo que llamamos corrientemente: meditación.

La meditación budista no significa que hay que empezar por aceptar ciertas creencias, o conformarse a determinados rituales de los cuales puede depender la eficacia de la meditación, sino que es sencillamente aplicar las técnicas psicofísicas (de mente y cuerpo) que probó y enseñó el Buda, y que no requieren de ningún compromiso religioso.

La palabra pali (lengua antigua de la India) que muestra el significado que en el budismo otorgamos a la palabra meditación, es el término bhavana. Bhavana nace de la raíz bhu, que significa “crecer o transformarse en”. Entonces, bhavana quiere decir “cultivar” y se utiliza en relación con la mente. La meditación budista consiste en cultivar nuestra mente para conocer todo lo que percibimos y sentimos en su verdadera dimensión, sin agregar ni quitar nada. La meditación budista no es pensar, ni dejar de pensar, es darse cuenta, estar atento, ver.

Todas las tradiciones, budismo theravada, budismo zen o japonés, budismo chan o chino, budismo vajrayana o tibetano, comprenden en sus diversas prácticas de entrenamiento de la mente-corazón, esta actitud de ver las cosas tal como son, en su verdadera naturaleza.